“Sólo”

Yo estaba en el espinazo de mi padre “Sólo”.

Luego, estaba en el vientre de mi madre “Sólo”.

Luego, moriré “Sólo”.

Luego, entraré mi tumba “Sólo”.

Luego, me vendrán Munkar y Nakir (los dos ángeles que visitan al muerte en la tumba y le interrogan sobre quién es su Dios, su profeta, y su religión) interrogarme “Sólo”.

Luego, pondrán mis buenas obras y mis pecados en la Balanza “Sólo”.

Si estoy un siervo recto, me enviarán al Paraíso, y si no, me enviarán al Infierno “Sólo”.

Por eso, no hare caso de la gente, no obraré para lo que dicen, que Al-lah ¡Altísimo sea! me juzgará siéndome “Sólo”.

Traducido por la pobre sierva de Al-lah “Dra. Inas Salam”.