No hay éxito, excepto a través de la obediencia a Allah

No hay éxito, excepto a través de la obediencia a Allah; ni poder excepto a través de ser humilde ante Él; ni riqueza excepto a través de ser dócil con Su Misericordia; ni guía, excepto que sea abrazando Su luz.

No hay vida, excepto que sea a través de ganar Su complacencia; ni alegría excepto que sea a través de la cercanía a Él. El corazón no puede ganar éxito, ni rectitud excepto que sea sincero con Allah y gane Su amor.En verdad, es Allah Quien aprecia cuando es Obedecido, absuelve y perdona cuando Él es desobedecido, acepta las súplicas cuando Se le invoca y recompensa cuando Su llamada es atendida