Hay corazones que sufren y no hablan

Un médico cirujano entro al hospital de urgencias, después de un aviso, para hacer una operación urgente a un niño, y antes de entrar a la sala de operaciones se enfrentó a él, el padre del niño y gritó en su cara :¿porqué has tardado? la vida de mi hijo esta en peligro, tu no tienes sentimientos...

El médico sonrió y le dijo: espero que te tranquilices señor y déjame hacer mi trabajo, y tienes que estar seguro que tu hijo esta en manos de ALLAH 
Y contesto el padre: que sangre fría tienes doctor!
Si la vida de tu hijo estuviera en peligro ¿estarás tranquilo así?
El médico lo dejo y se fue a la sala de operaciones, y salió después de dos horas con prisa y dijo al padre del niño: la operación ha sido terminada con éxito, gracias a ALLAH, ahora tengo una cita, adiós y se fue corriendo sin escuchar a las palabras del padre del niño, y cuando salió la enfermera, le dijo el padre: que creído es este médico

Y ella le dijo: esta mañana murió su hijo en un accidente, pero cuando escucho la llamada de urgencias, no dudo en venir a salvar la vida de tu hijo y ahora se fue deprisa para asistir el funeral de su hijo...

Hay corazones que sufren y no hablan, no los juzgues antes de escucharlos.