Bienestar físico y espiritual a través del ayuno

Bienestar físico y espiritual a través del ayuno

 Al Bujari, que Allah le Dé su perdón, registró que el Mensajero de Al-lah, sallallahu ‘alayhi wa sallam, dijo: “El Paraíso tiene ocho puertas, y una de ellas es Ar-Raian; y por ella sólo pasarán los ayunadores”. As-Suiuti, que Al-lah le Dé Su perdón, informó que Al Hariz Ibn Kalda, que Al-lah le Dé Su perdón, afirmó que: "Imponer la abstinencia de la comida fue la esencia de la medicina".

Ayunar, en términos médicos, puede traernos muchos beneficios.Algunos médicos recomiendan lo que se llama “dieta de líquidos”.

Este tipo de ayuno prohíbe toda comida sólida y la persona consume solamente jugos de frutas o vegetales. Otros recomiendan eliminar toda comida excepto las frutas y el agua, por un periodo de tiempo específico. Algunos hasta llegan a recomendar eliminar todo líquido y comida en periodos específicos. El propósito de estas formas de ayuno es limpiar las toxinas y venenos del cuerpo y los intestinos. Desde el punto de vista islámico, el ayuno, ya sea voluntario u obligatorio, se considera un acto de adoración. A pesar de poseer muchos beneficios para la salud, su principal propósito debe ser siempre complacer a Allah.

  La medicina alternativa considera al ayuno como un método de desintoxicación. Esto simplemente significa que es utilizado para purificar el cuerpo eliminando las toxinas. Este proceso acelera el proceso de curación del cuerpo. El ayuno no daña los órganos vitales y sólo afecta al tejido graso, etc. Los expertos en medicina natural prescriben ayunos cortos.

El ayuno es visto como posible tratamiento para diversas enfermedades y desórdenes, tales como: obesidad, envenenamiento químico, artritislergias, psoriasis, eccema, várices, síndrome de intestino irritable, constipación, asma bronquial, diabetes, colesterol y hasta la depresión.

 El ayuno es protección para el cuerpo y la mente. At-Tirmidhi, que Al-lah le Dé Su perdón, registró que el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, dijo: "El ayuno y el Corán interceden por el hombre (el Día del Juicio). El ayuno dirá: 'Oh Señor mío, yo lo mantuve alejado de la comida y las pasiones durante el día; acepta, pues, mi intercesión por él'. El Corán dirá: 'Lo mantuve despierto por la noche (cuando me recitaba); acepta, pues, mi intercesión por él'. Y sus intercesiones serán aceptadas".  

Al Bujari, que Al-lah le Dé Su perdón, registró que el Mensajero de Al-lah, sallallahu ‘alayhi wa sallam, informó que Al-lah Dijo: "Todas las acciones del ser humano son para él, salvo el ayuno, pues es para Mí y Yo lo recompensaré por él". Al Bujari, que Al-lah le Dé Su perdón, también registró que el Profeta, sallallahu alayhi wa sallam, informó que Al-lah Dijo: "El ayuno es para Mí y Yo lo recompensaré, ya que quien ayuna abandona sus deseos sexuales, comida y bebida por Mi causa. Ayunar protege del Fuego, y los dos más grandes placeres del ayunador son: cuando rompe su ayuno y cuando se encuentre con su Señor. El olor que despide la boca del ayunador es más apreciado por Al-lah que la fragancia del mejor Musk". 

Existen requerimientos específicos que el musulmán debe observar al ayunar. El primero es tener la intención de adorar a Al-lah y obedecer sus mandamientos. El segundo es que el ayuno debe ocurrir entre la aparición de la alborada y el ocaso. El musulmán no debe ayunar más de dos días sin romper el ayuno.

Esto tiene su evidencia en el relato mencionado en Al Muwatta, donde se registra que el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, prohibió ayunar dos días seguidos o más sin romper el ayuno cada día. De la misma manera, está prohibido ayunar en ciertos días como: 'Id Al Fitr, 'Id Al Adha, y los Yumu'ah (los viernes salvo que la persona haya ayunado el día anterior o quiere ayunar el día posterior). 

Es mejor romper el ayuno con dátiles o cortos sorbos de agua. Nuevamente, esto está basado en la Sunnah del Profeta, sallallahu alayhi wa sallam, quien dijo: "Si alguno de ustedes está ayunando, debe romper su ayuno con dátales; y si no los consigue, entonces debe romperlo con agua, pues ésta es purificante". [Abu Dawud] Muslim, que Al-lah le Dé Su perdón, registró que el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, dijo: “El dátil de tipo Aywah es un excelente remedio". Los mejores días para realizar ayuno voluntario son los lunes y los jueves. At-Tirmidhi, que Al-lah le Dé Su perdón, también registró que el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, dijo: "Las acciones de los seres humanos le son presentadas a Al-lah los lunes y los jueves, y me gustaría que las mías sean presentadas estando yo ayunando". Los días 13, 14 y 15 de cada mes lunar, también son recomendables para ayunar. 

Tanto el ayuno obligatorio de Ramadán como el voluntario, son actos de adoración, y además son beneficiosos para la salud de la persona. Toda curación que ocurra debido al ayuno es una bendición de Al-lah; sin embargo, esto no debe ser la intención u objetivo de ayunar. Ayunar nos da más fuerza para controlar los deseos y emociones. No debemos considerarlo un “santo remedio” o un programa de dieta. Aquellos que ayunan recibirán su recompensa de Al-lah, mientras que sus intenciones se mantengan puras y su ayuno no se vea anulado o perjudicado por la mentira, los chismes, o alguna otra mala acción.