Jue09212017

Last updateDom, 04 Jun 2017 11pm

Back Está aquí: Portada Fiqh Fiestas Id de desayuno Del cumplimiento de la sunna y sus normas

Del cumplimiento de la sunna y sus normas

*La Sunna es todo aquello que decía o hacía el Profeta, Él le bendiga y le dé paz, a cuya práctica inducía.

Quran

Dijo Allah, Altísimo sea

“Aceptad aquello que os manda el Mensajero, y absteneos de lo que os prohibe.” (La Reunión /7)

 

“Y no habla por capricho propio sino por inspiración divina.” (La Estrellas /2)

 

“Di: ‘Si amáis a Allah, seguidme, pues Él os amará y perdonará vuestras faltas’.” (La Familia de Imrán /31)

“Realmente en el Mensajero de Allah tenéis un hermoso ejemplo para quien tenga esperanza en Allah y en el Último Día.” (Los Partidos /21)

“Por tu Señor que no creerán mientras no se rijan por tus leyes en las discusiones entre ellos. Y si dictaminas algo, que no pongan reparos a tus veredictos y se entreguen a ellos enteramente.” (Las Mujeres /65)

“Si porfiáis por algo, remitíos a Allah y al Mensajero, si es que creéis en Allah y el Último Día.” (Las Mujeres /59)

“Y quien obedece al Mensajero, está obedeciendo a Allah.” (Las Mujeres /80)

“Y verdaderamente tú indicarás el camino recto. El camino de Allah.” (El Consejo /52-53)

“A los que contradigan su mandato puede acarrearles una prueba dura y un doloroso castigo.” (La Luz /63)

“Y recordad los signos de Allah y la Sabiduría.” (Los Partidos /34)

Hadiz

De Abu Huraira, Allah esté complacido con él; el Profeta, Allah le bendiga y le dé paz, dijo: “No me preguntéis acerca de cuestiones que no os he mencionado, pues verdaderamente, lo que ha llevado a la perdición a vuestros predecesores ha sido su insistencia en preguntas innecesarias

y los desacuerdos con sus profetas. Pues bien, si os he prohibido algo, apartaos de ello; y aquello que os he mandado, cumplidlo en la medida que podáis.” Lo relataron Al Bujari y Muslim.

De Abu Nayih Al Irbad Ibn Saria, Allah esté complacido con él, que dijo: “Nos exhortó el Mensajero de Allah, Él le bendiga y le dé paz, de una forma tan conmovedora que se estremecieron los corazones y derramaron lágrimas los ojos. Y le dijimos: ‘¡Oh Mensajero de Allah! Parece como si se tratara de una exhortación de despedida, así que, aconséjanos y dinos.’

Dijo: ‘Os recomiendo el temor de Allah. Escuchar y obedecer aunque fuese vuestro emir un esclavo etíope. Y verdaderamente quien viva de vosotros largo tiempo verá muchas desavenencias.

Debéis pues, aferraros con los dientes a mi Sunna y a la de los califas rectamente guiados. Y os prevengo contra las innovaciones en los asuntos del Din, pues toda innovación que contravenga la Sharía islámica es extravío y, por lo tanto, alejamiento de la verdad’.” Lo relató At Tirmidí (Hadiz Sahih).

De Abu Huraira, Allah esté complacido con él, que dijo el Mensajero de Allah, Él le bendiga y le dé paz: “Todo mi pueblo entrará en el Jardín, excepto quien se abstenga.

Preguntaron: ‘¿Y quién se abstendrá, Mensajero de Allah?’

Dijo: ‘Quien me obedece, entra en el Jardín; y quien me desobedece, se abstiene’.”Lo relató Al Bujari.

De Abu Muslim Sálama Ibn Amrin, Allah esté complacido con él, que dijo:

“Comió un hombre con el Mensajero de Allah, Él le bendiga y le dé paz y,

viendo que lo hacía con la mano izquierda, le dijo: ‘¡Come con tu derecha!’

Dijo: ‘¡No puedo!’ Y le contestó el Profeta, Allah le bendiga y le dé paz de Allah: ‘¡Pues, ojalá no puedas!’ Tan sólo la soberbia se lo impidió.

Aquel hombre jamás pudo levantar la mano otra vez hacia su boca.” Lo relató Muslim.

De Abdallah Ibn An Nuaman Ibn Bashir, Allah esté complacido con los dos, que oyó decir al Mensajero de Allah, Él le bendiga y le dé paz: “¡Igualaréis vuestras filas en la oración y si no Allah pondrá diferencias y desunión entre vosotros.” Lo relataron Al Bujari y Muslim.

Y en otro relato de Muslim:

“El Mensajero de Allah, Él le bendiga y le dé paz, solía igualar y enderezar nuestras filas, como si estuviera enderezando sus flechas, hasta que veía que le habíamos comprendido. Y un día, puestos todos en pie y a punto de decir ‘Allahu akbar’, vio que un hombre sacaba su pecho del eje central de la fila y dijo:‘¡Siervos de Allah! Enderezad vuestras filas o Allah pondrá diferencias y desunión entre vosotros’.”

De Abu Musa, Allah esté complacido de él , que dijo: “Ardió una casa en Medina por la noche. Y cuando fue informado el Mensajero de Allah, Él le bendiga y le dé paz, de lo sucedido, dijo: ‘Ese fuego es vuestro enemigo. Así pues, cuando vayáis a dormir, apagad el fuego’.” Lo relataron Al Bujari y Muslim.

De Abu Musa, Allah esté complacido con él, que dijo el Mensajero de Allah, Él le bendiga y le dé paz: “Ciertamente el ejemplo de aquello por lo que yo he sido enviado, tanto de guía como de conocimiento, es el agua que cae en una tierra. Hay una clase de tierra que recibe el agua y la acepta, creciendo en ella gran cantidad de pasto y de hierba. Y hay otra clase que retiene el agua con la que se beneficia la gente para beber y regar. Y hay una tercera clase de tierra que es árida y estéril, que ni retiene el agua ni deja crecer el pasto.

Así pues, ese es el ejemplo del que entiende el Din y se beneficia de aquello por lo que he sido enviado. Y aprende y enseña. Y por otro lado, está el ejemplo de aquel que no presta atención y no acepta la guía de Allah, motivo por el que he sido enviado.” Lo relataron Al Bujari y Muslim.

De Yabir, Allah esté complacido con él, que dijo el Mensajero de Allah, Él le bendiga y le dé paz: “Mi ejemplo y el vuestro es como el de un hombre que prende un fuego en el que caen las langostas y las mariposas, mientras él trata de apartarlas.Y yo os agarro por la cintura para salvaros del Fuego, sin embargo, vosotros os escapáis de mis manos (y caéis en él al desoír mis mandatos).” Lo relató Muslim.

De Yabir, Allah esté complacido con él, que dijo: “Ordenó el Mensajero de Allah, Él le bendiga y le dé paz, chuparse los dedos y el plato y dijo: ‘Verdaderamente, vosotros no sabéis dónde está la báraka.”

Y en otro relato:

“Si a uno de vosotros se le cae un bocado, que lo coja, le limpie la suciedad que tenga y se lo coma. Pues no lo dejará para shaitán ni se limpiará las manos con su servilleta hasta que no se haya chupado los dedos, ya que no sabe realmente en que comida está la báraka.”

Y en otro relato:

“Shaitán siempre está presente ante cualquiera de vuestros asuntos, hasta cuando traéis vuestra comida. De modo que si se os cae un bocado, limpiadlo de toda suciedad y comedlo. No se lo dejéis a shaitán.”

De Ibn Abbás, Allah esté complacido con los dos, que dijo: “Se levantó el Mensajero de Allah, Él le bendiga y le dé paz, y nos exhortó diciendo: ‘¡Oh hombres! Seréis congregados ante Allah, Altísimo sea, descalzos, desnudos y sin circuncidar’:(Lo mismo que empezamos al ser creados por primera vez, así volveremos a ser, como se nos ha prometido*).

Y acaso no será Ibrahim, Allah le bendiga y le dé paz, el primero en ser vestido de todas las criaturas en el Último Día.

Y vendrán otros hombres de mi pueblo. A algunos, los que vengan por la izquierda (el Fuego), se les castigará.

Diré: ‘¡Oh Señor! Aquí mis compañeros’

Y se me dirá: ‘Realmente, tú no sabes lo que innovaron después de ti y lo que cambiaron del Din.’

Y diré como dice el siervo virtuoso: ‘(Fui testigo mientras estuve con ellos. Y cuando me llevaste a Ti, Tú eras

Quien los observaba, Tú eres Testigo de todas las cosas. Si los castigas... Son Tus siervos; y si los perdonas... Tú eres ciertamente el Poderoso, el Sabio.**)’

Se me dirá: ‘Verdaderamente no dejaron de abandonar el Din desde el momento en que te separaste de ellos al morir’.” Lo relataron Al Bujari y Muslim.

*(Los profetas /104).

**(La mesa servida /117-118).

De Abu Said Abdallah Ibn Mugaffal, Allah esté complacido con él, que dijo: “Prohibió el Mensajero de Allah, Él le bendiga y le dé paz, jugar a tirar piedrecillas y dijo: ‘Ni mata presa ni hiere enemigo alguno, sin embargo puede sacar un ojo o romper un diente’.” Lo relataron Al Bujari y Muslim.

Y en otro relato: “Había uno jugando a tirar piedrecillas cerca de Ibn Mugaffal y éste le prohibió que jugara diciéndole que el Profeta, Allah le bendiga y le dé paz, lo había prohibido.

Y decía que, realmente, no se podía cazar con las piedrecillas.

Después volvió a jugar y le dijo: ‘¡Te he dicho que el Profeta, Allah le bendiga y le dé paz, ha prohibido que se juegue a tirar piedrecillas y tú vuelves a jugar! ¡No te hablaré nunca!’.”

Se transmitió de Abis Ibn Rabiah, que dijo: “Vi a Úmar Ibn Al Jattab, Allah esté complacido con él, besando la piedra negra y dijo: ‘Sé que eres una piedra que ni beneficia ni perjudica. Y si no fuera porque he visto al Mensajero de Allah, Él le bendiga y le dé paz, besarla, no la besaría’.” Lo relataron Al Bujari y Muslim