Mié02192020

Last updateLun, 27 Ene 2020 8pm

Back Está aquí: Portada Fiqh Fiestas Id de desayuno Del emprendimiento de las buenas acciones

Del emprendimiento de las buenas acciones

Del emprendimiento de las buenas acciones

Dijo Allah, Altísimo sea:

 

“Emprended las buenas acciones.” (La Vaca /148).

“Y corred en busca del perdón de vuestro Señor y del Jardín preparado para los temerosos, cuyo ancho son los cielos y la tierra.”(La Familia de Imrán /133).

 

 

HADIZ

 

 

De Abu Huraira, Allah esté complacido con él que dijo el Mensajero de Allah, Él le bendiga y le dé paz: “Emprended acciones virtuosas y no retrasadlas. Pues se avecinan grandes pruebas como una parte de la noche oscura. Amanecerá el hombre creyente y anochecerá incrédulo; y anochecerá creyente y amanecerá incrédulo. Venderá su Din por los bienes efímeros de este mundo.” Lo relató Muslim.

 

 

De Abu Sirua Uqba Ibn Al Hariz, Allah esté complacido con él, que dijo: “Hice la oración de la tarde tras el Profeta, Allah le bendiga y le dé paz, en Medina y cuando concluyó con el saludo, se levantó rápidamente, cruzando por entre las filas de gente, para ir a alguna de las casas de sus mujeres. La gente se asustó

 

al ver tanta prisa.

 

Después dijo al ver que se habían quedado asombrados por su rapidez: ‘Recordé que tenía algo de oro para repartir de una sádaqa y temí que quedara largo tiempo allí. Así pues, corrí a repartirlo enseguida’.”

 

Lo relató Al Bujari.

 

 

De Yabir, Allah esté complacido con él, que: “Un hombre preguntó al Profeta, Allah le bendiga y le dé paz, el día de la batalla de Uhud: ‘¿Sabes dónde estaría yo si me mataran?’

 

Dijo: ‘En el Jardín.’

 

Así que, arrojó unos dátiles que tenía en su mano y corrió a luchar hasta que cayó muerto.” Lo relataron Al Bujari y Muslim.

 

De Abu Huraira, Allah esté complacido con él, que dijo: “Vino un hombre al Profeta, Allah le bendiga y le dé paz, y le dijo: ‘¿Oh Mensajero de Allah, cuál sería la mejor de las sádaqas en cuanto a su recompensa?’

 

Dijo: ‘Es aquella que das mientras estás sano, eres celoso y previsor con el dinero, temes la pobreza y ambicionas la riqueza. Y no la retrases hasta tal punto que se aproxime tu hora y digas ‘para fulano esto, para zutano esto’. Ya de hecho es para ellos’.”* Lo relataron Al Bujari y Muslim.

 

*Se ha dicho que se refiere a la herencia.

 

 

De Anás, Allah esté complacido con él, que el Mensajero de Allah, Él le bendiga y le dé paz, cogió una espada el día de la batalla de Uhud y dijo: “¿'Quién me coge esta espada?’

 

Y todos extendieron sus brazos, diciendo cada uno de ellos: ‘Yo, yo.’

 

Dijo: ‘¿Pero quién la coge para darle su derecho?’

 

Se detuvo entonces la gente y dijo Abu Duyana, Allah esté complacido con él: ‘Yo la cogeré para darle su derecho.’

 

Así que la cogió y cortó con ella las cabezas de los incrédulos asociadores.” Lo relató Muslim.

 

 

De Zubair Ibn Adi, Allah esté complacido con él, que dijo: “Fuimos a Anás Ibn Málik, Allah esté complacido con él, y nos quejamos del trato que recibíamos del Hayyay*. Y dijo: ‘Tened paciencia. Pues, no ha habido ningún tiempo al que no le haya seguido otro peor, hasta que lleguéis al encuentro de vuestro Señor.

 

Y esto lo he oído de vuestro Profeta, Allah le bendiga y le dé paz’.” Lo relató Al Bujari.

 

*Nombre de un gobernador cruel.

 

 

De Abu Huraira, Allah esté complacido con él que dijo el Mensajero de Allah, Él le bendiga y le dé paz: “Emprended las buenas obras antes de que os lleguen asuntos que os las impidan: como una pobreza acuciante que os impida realizar una obra benéfica; o una riqueza de abusos y excesos que os entretenga en asuntos mundanales; o una enfermedad que os deje incapacitados para hacer algo; o una vejez que desvaría; o una muerte repentina; o lo peor que se puede esperar, el Anticristo; o lo que es más

 

amargo, la Hora.” Lo relató At Tirmidí (Hadiz Hasan).

 

Dijo Al Albani: Hadiz Daíf.

 

 

De Abu Huraira, Allah esté complacido con él que el Mensajero de Allah, Él le bendiga y le dé paz, dijo el día de la batalla de Jaibar*:

 

“Daré esta bandera al hombre que ame a Allah y a Su Mensajero, y Allah le dará la victoria por él.

 

Dijo Úmar, Allah esté complacido con él: ‘No he deseado tanto el emirato como ese día. Así pues, me moví y me alcé para que me viera y me la diera.’

 

Pero llamó el Mensajero de Allah, Él le bendiga y le dé paz, a Ali Ibn Abu Talib, Allah esté complacido con él, y se la dio diciéndole: ‘Camina y no te des la vuelta hasta que Allah no te dé la victoria.’

 

Caminó Ali y un poco después se detuvo sin darse la vuelta y gritó: ‘¡Oh Mensajero de Allah! ¿Para qué combato a la gente?’

 

 

Dijo: ‘Combátelos hasta que atestigüen que no más dios que Allah y que Muhammad es su Mensajero. Y si lo hacen así, estarán a salvo de ti en cuanto a su sangre y su riqueza, excepto que no cumplan con su obligación, como el zakat. Y Allah les hará la cuenta’.” Lo relató Muslim.

 

EL JARDÍN DE LOS JUSTOS

 

IMAM AN NAWAWII