Mar09292020

Last updateVie, 17 Abr 2020 9am

Back Está aquí: Portada Principios Conozca Derechos Humanos Derechos Relacionados Con La Naturaleza Innata del Ser Humano

Derechos Relacionados Con La Naturaleza Innata del Ser Humano

La legislación musulmana se caracteriza por establecer la justicia en todas sus formas y cumplir con cada cual y darle su derecho:

1) Derecho de Allah.

2) Derecho del Profeta Muhammad.

3) Derecho de los padres.

4) Derecho de los hijos.

5) Derecho de los vecinos.

6) Derecho de todos los musulmanes en general

1- Derecho de Allah

Es uno de los más trascendentes derechos pues se relaciona con el Creador,  Quien nos ha agraciado muchísimo.  Nos dio la vida,  la vista y el oído entre muchos dones más.   Al respecto,  el Corán dice:

“Allah os extrajo de los vientres de vuestras madres desprovistos de facultades para entender lo que existe en vuestro entorno y os proporcionó el oído,  la vista y la mente que son los instrumentos del conocimiento y la comprensión…” (Corán 16:78)

¿Qué es lo que  Allah nos pide?  ¿Cuál es el derecho de Allah que los siervos deben cumplir?   Adorarlo, pues en esta adoración está nuestro beneficio.  Ser siervo de Allah realmente  implica adoración a Allah sin asociados,  sumisión y humillación frente de El,  obedeciendo sus órdenes y alejándose total de las prohibiciones. La adoración debe ser realizada de todas maneras y en todo tiempo. La oración, por ejemplo, nunca debe dejarse de lado y realizarla siempre.

El Profeta (Merecedor de paz y bendiciones)  dijo a UMRAN IBN HUSAIN cuando este último estuvo enfermo: “Reza de pie,  si no puedes,  hazlo sentado,  si no eres capaz de hacerlo,  entonces reza acostado”.

Uno debe pagar su Zakat, ayunar en Ramadán y realizar la peregrinación para así cumplir con el derecho de Allah.

2-  Derecho del Profeta Muhammad.

Es uno de los derechos importantísimos e implica amarlo sobre todas las cosas:

“No es verdadero creyente aquél que no me ame más que a sus hijos,  a sus padres y a todo el mundo”,  dijo el Profeta en uno de sus hadices.

Respetarlo,  venerarlo y creerle en todos los asuntos que él nos ha transmitido. Que su ley y el sistema establecido por él estén por encima de todos otros sistemas y leyes.

El Corán dice:

“¡Por tu Señor!  Nunca serán creyentes,  adeptos de lo justo,  sometidos a la verdad hasta que te tomen como juez en sus disensiones,  aceptan,  sin angustia alguna,  tu sentencia y se someten espontáneamente a ti;  como se someten los verdaderos creyentes”. (Corán 4:65)

Allah dijo:

“¡Muhammad!  Di:  Si realmente decís que amáis a Allah y deseáis que El os ame,  seguidme,  pues,  tanto en mis órdenes como en mis prohibiciones,  porque yo transmito de Él.  De esta manera,  Allah os amará,  os otorgará recompensa y borrará vuestros pecados.  Allah es Misericordiosísimo con Sus siervos”. (Corán 3:31

3-  Derecho de los padres.

Nadie puede negar el papel que desempeñan los padres en la vida de sus hijos.  En primer lugar,  son la razón de nuestra existencia,  nos educaron y se cansaron para vernos felices. Por ello,  el Islam nos ordena ser benevolentes con ello.

“Hemos ordenado al hombre ser benévolo con sus padres,  especialmente,  su madre.  Porque  quedó embarazada y se cansó muchísimo y lo amamantó a lo largo de dos años.  Recomendamos al hombre agradecer a Allah y a los padres”. (Corán 31: 14)

El derecho de los padres es ser bueno con ellos en todo aspecto.  Escuchar sus puntos de vista,  sonreírles y hablarles de un modo adecuado.  No mostrarles mala cara cuando llegan a ser viejos y débiles.  En el Islam, los padres son muy importantes. El Profeta Muhammad adelantó la benevolencia con los padres al YIHAD—lucha en aras de Allah.

Ibn Masuud dijo:  Pregunté al Mensajero de Allah:

“¿Cuál es la obra que Allah aprecia? Dijo:  Realizar las oraciones en su debido horario.  ¿Qué más?  Respondió: La benevolencia con los padres.  ¿Y qué más?  Preguntó.  El Profeta replicó:  Luchar en aras de Allah”.

4-  Derecho de los hijos.

En primer lugar,  tienen derecho a la educación.  El profeta dijo: “Cada uno es pastor y es responsable de su rebaño y el hombre es responsable de su familia”.

Los hijos son un don divino y sobre ellos, los padres serán interrogados por Allah el Día del Juicio Final. Los padres deben educar a sus hijos religiosa y moralmente para que así sean la base sólida de la sociedad musulmana,  además,  al tener buenos hijos que temen a Allah y aplican su religión,  rezarán por sus padres cuando éstos mueren.

El Profeta Muhammad dijo: “Una vez muerto el hombre,  todo lazo con la vida mundana se corta salvo tres aspectos: la caridad perdurable,  el saber beneficioso y el hijo piadoso que reza por él”.

Constituye un derecho de los hijos también el gastar moderadamente para alimentarlos y educarlos y no preferir uno sobre el otro en lo relacionado con  regalos u otras cosas.

 

5-  Derecho de los vecinos

El vecino, si es pariente y musulmán, tiene tres derechos: derecho de vecindad,  derecho del parentesco y otro derecho más por ser musulmán.   Si es musulmán pero no es pariente posee el  derecho del parentesco y el derecho del Islam.  Si es pariente no musulmán posee dos derechos el del parentesco y la vecindad.  Si no es musulmán y vive lejos tiene un solo derecho el de la vecindad.

Allah dice:

“Tratad a vuestros padres con benevolencia y sin fallas.  Asimismo,  tratad con benevolencia a vuestros allegados,  a los huérfanos,  a los menesterosos por ser pobres o víctimas de las catástrofes,  al vecino cercano,  al vecino no pariente…”. (Corán 4: 36)

El Profeta Muhammad dijo:

“El arcángel Gabriel me recomendaba mucho tratar bien a los vecinos hasta que llegue a creer que el vecino podría heredar a su vecino”.

Y dijo: “Quien cree en Allah y en el Día Final que sea bueno para con su vecino”.

Y dijo también: “Si cocinas que sea abundante la sopa y que de ella se reparta a los vecinos”.

Uno debe regalar a su vecino,  pues el regalo fomenta el amor la fraternidad entre sí. Entre los derechos del vecino está también el no causarle daño alguno.

6-  Derechos de los musulmanes en general

El Islam es un sistema de vida, acompaña al musulmán desde la mañana a la tarde y desde la cuna hasta la tumba. Abu Hurairah (R.A.A.) dijo que el Mensajero de Dios (S.A.W.) dijo:

“Los derechos del musulmán que incumbe a su hermano cumplir son seis:

1- Al encontrarlo que lo salude.

2- Al invitarlo que acuda.

3- Al pedirle consejo que se lo conceda.

4- Al estornudar y al decir—Alhamdulilah—gracias a Allah, que el otro le diga: Iarhamuka Al-lah, que Allah se apiade de ti.

5- Al enfermarse que lo visite.

6- Y al morir que acompañe sus funerales”.

1 – El saludo:

El primer derecho mencionado se relaciona con el saludo musulmán, o sea es un deber que la religión musulmana exige y no es solamente regla social. Al decir a un hermano musulmán: As-salamu Alaikum Wa rahmatul-lahi Wa Barakatuh, esto implica que los dos estarán, desde el momento del saludo, bajo el cuidado de Dios y tanto la paz como la seguridad los acompañan. Ambos están recordando a Dios y que cada uno dice al otro: Eres como yo en la fe, somos musulmanes y recordamos a Allah.

Al respecto, el Mensajero de Dios (S.A.W.) dijo: “Juro por Quien sostiene mi alma entre sus manos, que no entraran al Paraíso hasta que sean creyentes y no serán, realmente creyentes hasta que se amen. ¿Queréis que os enseñe algo que al hacerlo, el amor os une? Que el saludo—la paz—se propague entre sí”.

2 – Asistir al recibir la invitación de tu hermano musulmán:

Cuando un musulmán invita a otro musulmán, este último debe concurrir para alegrar el corazón de su hermano. Es sabido que los banquetes —por ejemplo— se ofrecen como una manera de agradecimiento a Dios por casamiento, nacimiento de un hijo, éxito otorgado de cualquier índole, etc. Responder positivamente es dar alegría y júbilo a tu hermano musulmán.

Al respecto, el Profeta Muhammad (S.A.W.) dijo: “Si un musulmán es invitado, que responda positivamente”.

Los sabios musulmanes dicen si el banquete ofrecido es para  celebrar un contrato matrimonial es Fard —obligación— asistir. Si es para otra cosa es de tu elección asistir o no pero,  de todas maneras, no se debe ausentar sin urgencia impostergable.  

3 – El Consejo:

El Mensajero (S.A.W.) dijo: “El buen consejo es parte de la religión”.

Es parte de la religión aconsejar a nuestros hermanos pues esto les da una orientación para tomar decisiones, en sus asuntos. Es llevar a tu hermano por el buen camino. Es obligación cuando se relaciona con hacer el bien o vedar el mal. Por último es una señal de amor entre los musulmanes.

4 – Contestar a quien estornuda:

El que estornuda y dice alhamdulillah significa: “Alegría por la salida del mal de dentro de la persona”. El Islam nos enseña a decir al que ha estornudado larhamuka Al-lah – que Dios te otorgue misericordia – y el otro responde lahdikumul- lah Wa Yuslih Balakum – que Dios te guíe por el buen camino y que te otorgue paz interior (hay otras formulas).

 

5 – Visitar al enfermo:

Visitar al enfermo es un deber islámico. La visita trae consigo beneficio tanto para el visitante como para el enfermo. Visitar al enfermo lo hace sentirse querido y lo aleja de la soledad, la angustia y la congoja. Para el visitante es de enorme beneficio—islámicamente hablando— porque Dios le otorga bendiciones incalculables.   Ali Ibn Abi Talib (RA) dijo que el Mensajero de Dios dijo:

“Cualquier hombre que visite a un enfermo, por la tarde, Dios le designa setenta mil ángeles para rezar por él hasta el amanecer y Dios le preparara un jardín dentro del paraíso. Si visita al enfermo por la mañana, Dios le designa setenta mil ángeles para pedir por él hasta el atardecer y de igual modo Dios le preparara un jardín en el paraíso”.