Técnicas Modernas de Sacrificio

Técnicas modernas de aturdimiento utilizadas antes del sacrificio

Los críticos de los procedimientos islámico y judío para el sacrificio de animales se oponen al hecho de que la 1902 (a) no se implementa, cuando pide, aunque de manera opcional, que los animales sean aturdidos antes de que se les corte la garganta.

Esto se basa en la afirmación de que el aturdimiento hace que el animal sea insensible al dolor, aunque la opinión más favorable es que hace al animal más fácil de controlar en mataderos en masa tipo fábrica. Algunos métodos modernos de aturdimiento son:

Métodos mecánicos:

·                    Pistola de aire comprimido o de bala cautiva (CBP): Este método es muy utilizado para todos los animales de granja y los conejos. Un cartucho de pólvora, aire comprimido y un resorte en tensión, dispara un perno que atraviesa el cráneo del animal. Este tipo de aturdimiento es llamado “cautivo” ya que el perno es disparado fuera del cañón pero permanece unido a la pistola.

·        Aturdimiento por concusión. Un instrumento operado mecánicamente asesta un golpe al cerebro y causa concusión. Se utiliza para ganado vacuno, ovejas, terneros y conejos.

·        Balas libres. Se utiliza para animales difíciles de manejar como cerdos, bisontes, ciervos, caballos, o en casos de emergencia.

Después del aturdimiento, los animales deben ser picados, por la inserción de una barra en la cavidad hecha por el perno a fin de destruir la porción inferior del cerebro y la médula espinal superior. En todos estos métodos la inconsciencia es causada por la penetración del cráneo, lo que causa daño cerebral, o por concusión cerebral sin penetración. Después del aturdimiento, el animal se somete a un golpe que corta el suministro de sangre al cerebro. Luego que a los animales se les ha aturdido y golpeado, se les sangra, y es el sangrado el que causa la muerte. La industria requiere que el corazón se mantenga latiendo tanto como sea posible después del aturdimiento para asegurar que sea removida la mayor cantidad de sangre de la carne y los vasos sanguíneos. Esto mantiene aparentemente la calidad de la carne y su durabilidad.

Aturdimiento eléctrico

·        Aturdimiento sólo de la cabeza: Bovinos, ovinos, caprinos y avestruces son aturdidos con este método. La técnica consiste en la aplicación de un par de pinzas eléctricas a los lados de la cabeza del animal. Una corriente eléctrica pasa a través del cerebro y se supone que esto los deja temporalmente inconscientes.

·        Aturdimiento por paro cardíaco: Se utiliza para bovinos, ovinos, cerdos, conejos y caprinos. Una corriente eléctrica se envía a la cabeza y al cuerpo a la vez, para abarcar el cerebro y el corazón, o se envía primero a través de la cabeza y luego por el pecho.

·        Aturdimiento por baño en agua: Este es un método muy utilizado para aturdir pollos, pavos, gansos y patos. En este método, las aves son colgadas boca abajo en una cinta transportadora que las lleva hacia un baño de agua eléctrico. Se supone que las cabezas de las aves deben ser sumergidas en esta agua para que sean electrocutadas. En años recientes, la fuerza de la descarga eléctrica ha sido aumentada para garantizar la muerte de las aves por paro cardíaco.

Por gas

Las aves pueden ser aturdidas utilizando CO2 y gas argón mientras permanecen en sus jaulas. Los cerdos también son aturdidos con CO2.

Estocada

En este método, un cuchillo es clavado en la garganta o cuello del animal, causando muerte cerebral por la rápida pérdida del suministro de sangre al cerebro.

¿El animal siente dolor con este método?

Los estudios muestran que aturdir al animal con las técnicas mencionadas le acarrea al mismo un dolor innecesario. En cuanto a la CBP, el estudio de la Universidad de Alemania mostró los siguientes resultados para animales aturdidos:

1.    Los animales quedaron aparentemente inconscientes muy rápido tras el aturdimiento.

2.    El EEG mostró dolor severo inmediatamente después del aturdimiento.

3.    El corazón del animal aturdido por CBP dejó de latir antes en comparación al de aquellos animales sacrificados de acuerdo al método Halal, lo que resultó en mayor retención de sangre en la carne. Esto la hace antihigiénica para el consumidor.

Aunque los animales quedaban inconscientes, sentían dolor severo por el aturdimiento, un factor que no está presente en el método islámico.