Mar01252022

Last updateDom, 21 Feb 2021 11am

Back Está aquí: Portada Profeta Personalidad Las relaciones sociales

Las relaciones sociales

Las relaciones sociales

Muhammad (la paz sea con él) como marido.

Entre los dichos del Profeta Muhammad (la paz sea con él) encontramos:

Abu Huraira (Allah esté complacido con él) dijo: “Dijo el Mensajero de Allah (la paz sea con él): ‘El creyente que tiene la fe más completa es aquél que tiene las mejores virtudes morales, y los mejores de ellos son quienes son los mejores con sus  mujeres’”. Relatado por Al Tirmidhi.

De la vida de Muhammad (la paz sea con él):

Cuenta Ibn Sad que Amru (Allah esté complacido con ellos), dijo: “Se ha preguntado: ‘¡Oh Mensajero de Allah! ¿Quién es la persona a quien más amas?’ Dijo: ‘A Aisha (Allah está complacido con ella)’, dijo: ‘Me refiero a los hombres’, el Mensajero contestó: ‘A su padre.’”

Muhammad (la paz sea con él) como padre.

Entre los dichos del Profeta Muhammad (la paz sea con él), encontramos:

Cuenta Abu Darda (Allah esté complacido con él), que un hombre fue hacia el Profeta y le dijo: “Estoy casado con una mujer y mi madre me manda divorciarla”. Dijo Abu Darda: “Oí decir al Mensajero de Allah (la paz sea con él): ‘Los padres son la puerta intermedia del Paraíso, si quieres puedes echar esa puerta a perder o la puedes conservar.’” Relatado por Al Tirmidhi.

De la vida de Muhammad (la paz sea con él):

Cuenta Anas (Allah esté complacido con él): El Mensajero de Allah entró donde estaba agonizando su hijo Ibrahim; sus ojos se llenaron de  lágrimas, entonces Abu Rahman Ibn Auf le dijo: “¿Tú también lloras Mensajero de Allah?” Respondió: “¡Oh Ibn Auf! El llanto es una misericordia”, prosiguió diciendo: “el ojo lagrimea, el corazón se entristece, y sólo decimos lo que complace a nuestro Señor; por tu separación Ibrahim estamos tristes.” Relatado por Al Bujari.

Cuenta Anas (Allah esté complacido con él), que cuando al Mensajero de Allah (la paz sea con él) le pesaban los dolores de la muerte, Fátima (Allah esté complacido con ella) le dijo: “¡Oh qué sufrimiento el de mi padre!” El Mensajero dijo: “Tu padre ya no sufrirá después de hoy.” Y cuando murió, Fátima dijo: “¡Oh padre! Has respondido al llamado de Tu Señor. ¡Oh padre! El Paraíso es tu refugio. ¡Oh padre! A Yibril (Ángel Gabriel) le expresamos nuestras condolencias. Y cuando fue enterrado Fátima (Allah esté complacido con ella) dijo: “¿Habéis estado contentos de echar tierra sobre el Mensajero de Allah (la paz sea con él)?” Relatado por Al Bujari.

Muhammad (la paz sea con él) como abuelo.

Entre los dichos del Profeta Muhammad (la paz sea con él):

Cuenta Amr Ibn Shuayb de su padre que su abuelo (Allah esté complacido con todos ellos), dijo: “Dijo el Mensajero de Allah: ‘No forma parte de nosotros aquél que no es misericordioso con nuestros pequeños, y que no reconozca el honor de nuestros mayores’”. Relatado por Abu Daud y Al Tirmidhi.

De la vida de Muhammad (la paz sea con él):

Cuenta Abu Huraira (Allah esté complacido con él): “El Mensajero de Allah besó a su nieto Al Hasan Ibn Ali, (Allah esté complacido con él), mientras estaba presente Al Aqra Ibnu Habis. Este último dijo: ‘Tengo diez hijos y nunca besé a ninguno de ellos’. El Mensajero de Allah le miró y dijo: ‘Aquel que no es misericordioso con los demás no recibe misericordia.’” Dicho acordado.

Muhammad (la paz sea con él) con los niños.

Entre los dichos del Profeta Muhammad (la paz sea con él):

Cuenta Aisha (Allah esté complacido con ella): “Se me acercó una pobre mujer con sus dos hijas y les di de comer tres dátiles; entonces dio a cada una un dátil y acercó a su boca el tercer dátil para comerlo, pero sus hijas se lo pidieron. Entonces dividió el dátil que quería comer en dos y se los dio. Me gustó su comportamiento y mencioné lo que hizo al Mensajero de Allah (la paz sea con él) quien dijo: ‘Gracias a este comportamiento, Allah le recompensará con el Paraíso y le salvará del infierno.’” Relatado por Muslim.

Cuenta Abu Qatada Al Harez (Allah esté complacido con él): “Dijo el Mensajero de Allah (la paz sea con él): ‘Si me levanto para rezar con la intención de alargar el rezo, y escucho el llanto de un niño, reduzco mi oración espontáneamente por miedo a hacerle las cosas difíciles a su madre (quien está rezando detrás de mi)’”. Relatado por Al Bujari.

De la vida de Muhammad (la paz sea con él):

Cuenta Anas (Allah esté complacido con él) que pasó por donde había unos niños y les saludó. Y dijo: “El Mensajero de Allah (la paz sea con él) solía hacer lo mismo.” Dicho acordado.

Cuenta también: “Las niñas de Medina tomaban la mano del Mensajero de Allah (la paz sea con él) y lo llevaban a donde ellas querían.” Relatado por Al Bujari.

Muhammad (la paz sea con él) y el trato con las mujeres.

Entre los dichos del Profeta Muhammad (la paz sea con él):

Cuenta Abu Huraira (Allah esté complacido con él): “Dijo el Mensajero de Allah: ‘El creyente que tiene la fe más completa es aquél que tiene las mejores virtudes morales, y los mejores de entre ellos son quienes son  buenos con sus mujeres.’” Relatado por Al Tirmidhi.

Abu Huraira (Allah esté complacido con él) dijo: “Dijo el Mensajero de Allah (la paz sea con él): ‘No odia el creyente a una creyente – quiere decir a su esposa creyente –, cuando repugna algún defecto en ella, mientras encuentre otra virtud que admire o encuentre otra recompensa en ella.’” Relatado por Muslim.

Cuenta Abdullah Ibn Amr (Allah esté complacido con él), que el Mensajero de Allah (la paz sea con él) dijo: “La vida mundana no es más que propiedades, y la mejor propiedad es la mujer buena – es decir la esposa cuando es buena –.” Relatado por Muslim.

De la vida de Muhammad (la paz sea con él):

Cuenta Al Aswad Ibn Yazid: “Pregunté a Aisha (Allah esté complacido con ella): ‘¿Qué solía hacer el Mensajero de Allah (la paz sea con él) en su hogar?’, a lo que respondió: ‘Solía ayudar a su familia (es decir estaba al servicio de su familia) y cuando llegaba el momento del rezo, salía a rezar.’” Relatado por Al Bujari.

Cuenta un hombre de Bani Sawa: “Le dije a Aisha: ‘Cuéntame cómo eran las virtudes del Mensajero de Allah (la paz sea con él)’, a lo que respondió: ‘¿Acaso no has leído la Aleya del Corán que dice: ‘Y ciertamente que tienes sublimes virtudes morales’? y prosiguió diciendo: ‘El Mensajero de Allah estaba con sus acompañantes, así pues les preparé comida. Hafsa también les preparó comida. Ella (Hafsa) se adelantó en presentarla, entonces le dije a la criada: ve rápido y haz caer su bandeja. La criada la alcanzó mientras estaba a punto de darla al Mensajero de Allah; la bandeja se rompió y se dispersó la comida. Entonces, el Mensajero de Allah recogió la comida y comieron. Luego envió mi bandeja a Hafsa y dijo: ‘Llévate esta a cambio de la tuya y comed lo que hay en ella.’ Y el Profeta nunca me encontró con mala cara.’” Dicho que figura en las Tradiciones de Ibn Maya.

Muhammad (la paz sea con él) con los parientes.

Entre los dichos del Profeta Muhammad (la paz sea con él):

Cuenta Anas (Allah esté complacido con él): “Dijo el Mensajero de Allah (la paz sea con él): ‘Quien desea que se aumenten sus ganancias y que se le alargue su vida, que visite a sus parientes.’” Dicho acordado

De la vida de Muhammad (la paz sea con él):

Abu Talha era uno de los pobladores de Medina que auxiliaban al Profeta con más propiedades, y su propiedad más querida era el pozo de Bayraha, que estaba frente a la mezquita. El Mensajero de Allah (la paz sea con él) solía pasar por allí y beber de su buena agua. Cuando descendió la Aleya: “No alcanzaréis la piedad auténtica mientras no gastéis algo de lo que amáis…” (Sura Al Imran -de la Familia de Imran-: 92), Abu Talha fue a ver al Mensajero del Allah (la paz sea con él) y le dijo: “¡Oh Mensajero de Allah! Allah Glorificado y Enaltecido Sea Dice: ‘No alcanzaréis la piedad auténtica mientras no gastéis algo de lo que amáis...’ y mi propiedad más amada es Bayraha, que ofrezco como limosna. Espero la recompensa y bendición de Allah, Enaltecido Sea. ¡Oh Mensajero de Allah! Dadla a quien Allah te guíe.” El Mensajero de Allah (la paz sea con él) respondió: “¡Qué bien! Es una inversión ganadora, escuché lo que me has dicho, y veo que la dones para tus parientes.” Abu Talha dijo: “Lo haré, Mensajero de Allah.” Y la repartió entre sus parientes y primos. Dicho acordado.

Muhammad (la paz sea con él) como visitante.

Entre los dichos del Profeta Muhammad (la paz sea con él):

Cuenta Abu Huraira (Allah esté complacido con él) sobre el Mensajero de Allah (la paz sea con él): “Un hombre fue a visitar a un hermano suyo a otro pueblo; Allah le envió en el camino a un Ángel. Cuando le encontró le dijo: ‘¿A dónde quieres ir?’ El hombre respondió: ‘Quiero visitar a un hermano mío que vive en este pueblo.’ Dijo el Ángel: ‘¿Le has hecho algún favor que quieres recuperar?’ Dijo el hombre: ‘No, sólo que le quiero por Allah, Enaltecido Sea.’ Dijo el Ángel: ‘Pues yo soy un mensajero de Allah para informarte que Allah te amó tal como amaste a tu hermano por Allah.’” Relatado por Muslim.

De la vida de Muhammad (la paz sea con él):

Cuenta Ibn Abbas (Allah esté complacido con él), que el Mensajero de Allah dijo al Ángel Gabriel: “¿Qué es lo que te impide visitarnos más a menudo?” y descendió la Aleya: “No descendemos sino por orden de tu Señor. Suyo es el pasado, el futuro y el presente. Tu Señor no es olvidadizo.” Sura Maryam (de María): 64. Relatado por Al Bujari.

Muhammad (la paz sea con él) con los huérfanos.

Entre los dichos del Profeta Muhammad (la paz sea con él):

Cuenta Sahl Ibnu Sad (Allah esté complacido con él), que el Mensajero de Allah dijo: “Yo y el tutor del huérfano (aquel que se encarga de cuidar de sus asuntos) somos así en el paraíso: y colocó su dedo índice y medio juntos.” Relatado por Al Bujari.

De la vida de Muhammad (la paz sea con él):

Cuenta Abu Huraira (Allah esté complacido con él) que un hombre vino a ver al Mensajero de Allah (la paz sea con él) para quejarse de la dureza de su corazón. El Profeta le dijo: “Si quieres ablandar tu corazón, da de comer al pobre y acaricia la cabeza de un huérfano.” Relatado por Ahmad.

Muhammad (la paz sea con él) con los necesitados.

Entre los dichos del Profeta Muhammad (la paz sea con él):

El Mensajero de Allah dijo: “La peor comida es aquella que es servida en un banquete donde se impide asistir a los necesitados y se invita a aquellos que no les interesa asistir; y quien rechaza la invitación, desobedece a Allah y a su Mensajero.” Relatado por Muslim.

Abu Huraira relató: “Es fatídica la comida del banquete a la cual son invitados los ricos y los pobres son ignorados.”

Abi Al Darda Owaymir (Allah esté complacido con él) dijo que escuchó decir al Mensajero de Allah (la paz sea con él): “Tened piedad con vuestros débiles, pues sólo alcanzaréis la victoria y los beneficios con vuestros débiles.” Relatado por Abu Daud.

De la vida de Muhammad (la paz sea con él):

De Abi Habira Aid Ben Amru (Allah esté complacido con él) dijo que Aba Sufian pasó cerca de Salman, Suhaib y Bilal y le dijeron: “Las espadas de Allah no consiguieron las espadas del enemigo de Allah.” A lo que Abu Bakr (Allah esté complacido con él) respondió: “¡¿Cómo os atrevéis a decir esto al señor y al líder de Quraish?!” Y se fue para informarlo al Mensajero de Allah, que le dijo: “¿Acaso les has hecho enojar? Si es así, debes saber que has hecho enojar también a tu Dios.” Seguidamente se dirigió hacia ellos y les preguntó: “¿Hermanos, les he hecho enojar?” Contestaron: “No, que Allah te perdone hermano.” Relatado por Muslim.

Muhammad (la paz sea con él) con sus vecinos.

Entre los dichos del Profeta Muhammad (la paz sea con él):

Abu Huraira (Allah esté complacido con él) dijo que el Mensajero de Allah (la paz sea con él) dijo: “¡Por Allah que no cree, por Allah que no cree, por Allah que no cree!” Se le preguntó: “¿Quién es el que no cree, Mensajero de Allah?” Respondió: “La persona que tiene un vecino que no se siente a salvo de sus maldades.” Un hadiz acordado.

Muslim relató otro hadiz que dice: “Quien su vecino no se siente a salvo de sus maldades no será admitido en el Paraíso.”

El Mensajero de Allah (la paz sea con él) dijo: “Aquel que cree en Allah y en el Último Día no hará daño a su vecino; aquel que cree en Allah y en el Último Día deberá ser generoso con su huésped; y aquel que cree en Allah y en el Último Día, deberá decir el bien o que se mantenga silencio.” Un hadiz acordado.

De la vida de Muhammad (la paz sea con él):

De Abi Dharr (Allah esté complacido con él) relató que el Mensajero de Allah (la paz sea con él) le dijo: “Abi Dharr: si cocinas estofado, abunda su agua  y compártela con tus vecinos.” Relatado por Muslim.

Y en otro relato suyo de Abi Dharr dijo: “Mi compañero que más amo (refiriéndose al Profeta) me recomendó ‘Si preparas estofado abunda su agua, después mira a alguna casa de tus vecinos y dales una parte gustosamente.’”

De Abdi Allah Ben Omar (Allah esté complacido con él) relató que el Mensajero de Allah (la paz sea con él) dijo: “El mejor compañero para

Allah, Enaltecido Sea, es aquél que lo es para su amigo, y el mejor vecino para Allah, Enaltecido sea, es aquél que lo es para sus vecinos.” Relatado por Al Tirmidhi.

Muhammad (la paz sea con él) con los padres

Entre los dichos del Profeta Muhammad (la paz sea con él):

Se dirigió un hombre al Mensajero de Allah (la paz sea con él) y le preguntó: “Mensajero de Allah ¿Quién tiene más derecho a tener mi compañía?” Le respondió: “Tu madre.” Preguntó: “¿Y quién después?” Respondió: “Tu madre.” Y luego preguntó: “¿Y quién después?” Respondió: “Tu madre.” Preguntó: “¿Y quién después?” Dijo: “Tu padre.” Hadiz acordado.

Otro hadiz dice: “Mensajero de Allah, ¿quién tiene más derecho de tener mi buena compañía?” Respondió: “Tu madre, luego tu madre, luego tu madre, luego tu padre, y luego tus parientes más cercanos.”

Relatado por Asma Bentu Abu Bakr (Allah esté complacido con ella), que su madre era asociadora en la época del Mensajero de Allah (la paz sea con él): “Me dirigí a preguntar al Mensajero de Allah (la paz sea con él) sobre este asunto, y le dije: ‘Mi madre quiere visitarnos, ¿puedo mantener buenas relaciones con ella?’ Respondió: ‘Sí, mantén una buena relación con tu madre.’” Acordado.

De la vida de Muhammad (la paz sea con él):

Fue relatado por Abu Huraira: “Juro por Allah que todo creyente que escuche sobre mí me amará.” Un compañero del Profeta le preguntó: “¿Y cómo lo sabes, Abu Huraira?” Contestó: “Mi madre era una mujer asociadora y yo la invitaba para que se convirtiera al Islam, pero ella lo rechazaba. Un día me dijo sobre el Mensajero de Allah (la paz sea con él) palabras que odio escuchar, por eso fui hacia él lloroso y le dije: ‘Oh Mensajero de Allah, yo estaba predicando a mi madre para que se convirtiera al Islam, pero ella lo rechaza; y hoy me hizo escuchar sobre ti lo que odio, por ello ruega a Allah que guíe a mi madre.’ El Mensajero de Allah (la paz sea con él) dijo: ‘Oh Allah guía a la madre de Abu Huraira.’ Salí corriendo para darle la buena noticia de la súplica del Mensajero de Allah (la paz sea con él), y cuando llegué a la puerta, la encontré casi abierta y escuché ruido de agua y de pasos. Mi madre, desde dentro de la casa dijo: ‘Abu Huraira, quédate dónde estás. Luego abrió la puerta…se había puesto su banda y su velo, y dijo: ‘Atestiguo que no hay más dios que Allah y que Muhammad es Su Mensajero.’ Volví inmediatamente hacia el Mensajero de Allah (la paz sea con él) llorando de alegría, tal como lloré anteriormente de tristeza, y le dije: ‘Oh Mensajero de Allah, alégrate, que Allah ha respondido tu súplica y ha guiado a mi madre.’ También dije: ‘Oh Mensajero de Allah, suplica a Allah que nos haga amados a mí y a mi madre para Sus siervos creyentes y que les haga amados para nosotros.’ El Mensajero de Allah (la paz sea con él) dijo: ‘Oh que Allah haga que este siervo Suyo y su madre sean amados para Tus siervos creyentes, y que les haga a ellos amarles.’ Así todo creyente que crea en Allah y que escuche de mí me amará.” Libro de Musnad Ahmad, segundo capítulo, página 319.